Archivo mensual: julio 2012

RIBA TRADUCTOR DE CLÁSICOS

Nota del editor

Finalmente he ahí, queridísimos lectores, el segundo artículo dedicado a Carles Riba, y en particular a sus traducciones de autores trágicos griegos, que es lo que Riba, sin duda alguna, tradujo mejor. La Profesora Eulogia Mórtulas, especialista en ello, ha seleccionado y comentado algunos pasajes que ilustran el elevado arte del traducir de nuestro Carles.


RIBA TRADUCTOR DE CLÁSICOS

A cargo de la Doctora Eulogia Mórtulas

Tengo la convicción de que lo mejor que se puede decir sobre las traducciones de Carles Riba de los trágicos griegos lo escribió otro Carles: en concreto Carles Miralles, en el prólogo de las traducciones de Eurípides, que aparecieron publicadas en la ya perecida editorial Curial. Escribe Miralles (p. 5):

«No totes les cultures poden enorgullir-se d’un esdeveniment d’aquesta mena, d’una excel·lent traducció d’Eurípides (…) L’home que ha estat l’autor d’aquesta traducció ens ha donat també una Odissea, Èsquil i Sòfocles sencers, les Vides de Plutarc, obres de Grimm, Allan Poe, Hölderlin, Kavafis… I ens ha donat això digníssimament, com una feina feta amb rigor, sense desànim, amb voluntat de servir.»

Y más adelante añade (p. 24):

«Riba volgué reflectir el teatre d’Eurípides en un text català autosuficient, i el lector podrà veure com la llengua respongué, dòcil, amb una resposta senzillament sorprenent, no solament com a lectura, com a literatura oferta sola i suficient per ella mateixa, sinó també, complementàriament, per la seva fidelitat al text grec, al discurs poètic d’Eurípides.»

Esto son grandes verdades, verdades como CATEDRALES en mayúsculas. Quizá me atrevería a sugerir que Miralles incluso se queda algo corto en elogios, pues como se verá, Riba no sólo consiguió que la lengua respondiera dócil y autosuficiente a lo que él necesitaba para dar un traducción catalana perfecta de los trágicos, sino que incluso la elevó a una dimensión verdaderamente descomunal e inmensamente poética a la vez que intelectual. Veámoslo con algunos pocos ejemplos (hay que admitir que en realidad cada frase serviría para ilustrar la gran calidad de estas traducciones y la aportación imprescindible que representan para la literatura y la cultura catalanas).


Ejemplo 1: Medea. Eurípides, Vol. I, p. 113


LA DIDA: Ni mai que el buc de l’Argo, en vol cap al país
dels colcs, les blaves Simplègades hagués passat,
ni en les afraus del Pèlion mai hagués un pi
caigut a bronze, ni fornit de rems les naus
d’aqueslls il·lustres que a cercâ el velló tot d’or
per Pèlias anaren. La que em mana a mi,
Medea, no hauria cap als baluards
singlat d’Iolcos, corferida per Jasó; (…)

El lector se habrá percatado del hechizo que hay en estos versos que Riba compuso para dar inicio a la tragedia. Expliquemos los motivos de este encantamiento poético. Se trata, claro está, de un truco de alta escuela. Consiste en introducir innovaciones sintácticas, por supuesto desconocidas anteriormente en la lengua catalana. A saber: los tres ni (mai) que aparecen funcionan aquí con mucho misterio, y ello, el no saber qué significan, crea una magia literaria especial. Además, Riba se salta la doble (o triple) negación tan obligatoria para los catalanes y pone el verbo después del sujeto (que está primero), de un complemento circunstancial (que está después) y del complemento directo (que está en tercera posición) del verbo passar que es casi siempre intransitivo. Todo lo cual no hace sino acrecentar la oscuridad del misterio. ¿Y qué fin perseguía Riba? Algunos eruditos han dicho que en realidad sólo son recursos para que le salga el recuento y aseguran que el pasaje significa “Ojalá que nunca el buque de Argos hubiera pasado (por) las Simplégadas…”, etc. etc. ¡Nada más lejos de la verdad! La inmensa gracia está en no saber lo que Eurípides quería decir, porque todo el mundo sabe que Riba empezaba así la tragedia para que el espectador se mantenga despierto desde el mismísimo comienzo y, al no comprender casi nada, tenga más ganas de saber lo que está pasando. Porque si las cosas se exponen sin innovaciones sintácticas y sin hechizo poético, como hacen muchos traductores, pues uno se duerme irremediablemente y permanece necio.

Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo En valenciano/catalán, Traducciones